Buenas prácticas, Formación

Areté la Excelencia con Emanación

Lograr Areté |la excelencia|

Si Amas la justicia, los frutos de la sabiduría, estas son las Virtudes con Areté.
Porque ella enseña
: la templanza y la prudencia, la justicia y la fortaleza, que son las virtudes cardinales con valor, más practicas para los seres en la vida.


Areté
 (en Griego ἀρετή aretḗ ‘excelencia’) es uno de los conceptos cruciales de la Antigua Grecia; sin embargo, resulta difícil precisar con exactitud su extraño y ambiguo significado.

Ya que hemos perdido el referente de este mito en la actualidad y deseo retomarlo como concepto general; que implica un conjunto de cualidades cívicas, «morales» e intelectuales.

En su manera más general, para algunos sofistas la areté, es la «excelencia» o prominencia en el cultivo de la elocuencia.

  • La Raíz Etimológica del término: es la misma que la de αριστος (aristós, ‘mejor’), que designa el cumplimiento acabado del propósito o función.
  • Según Hipias de Élide el acometido de la enseñanza era lograr la areté, que significa: la capacitación para pensar, para hablar y para obrar con coherencia. -todo en uno-
  • Estas virtudes formaban un ciudadano relevante, útil y coherente.
  • La excelencia ciudadana y «política» de los griegos, consistía en el cultivo de las Virtudes cardinales que son: valentía, equilibrio, justicia, prudencia, fortaleza y templanza.

1. Andreia. |Valentía.

2. Sofrosine. |Equilibrio o moderación.

3. Dicaiosine. Justicia |virtud fundadora / conservadora| Conócete a ti mismo, en coherencia y ética.

4. la Prudencia. Viene del ejercicio del sentido común en la visión completa. (Cuantitativo, añadida por  Platón).

5. Fortaleza (enérgico) conservar el todo, al ejercer las emociones del espíritu.

6. Templanza (apetitivo) completitud en equilibrio entre la interconexión del todo y el ego (IDentidad).

 

La prudencia, la fortaleza y la templanza se corresponderían con las 3 partes del alma y la armonía entre ellas engendraría la cuarta la justicia. En cierto modo, la areté griega sería equivalente a la virtus: dignidad, honor y fortaleza.

Platón define como un individuo puede lograr estas virtudes y describe la justicia como la virtud de acto fundacional para preservar, porque sólo cuando alguien comprende la justicia propia puede conseguir las otras tres virtudes; y cuando alguien posee todas las cuatro virtudes, es la justicia que mantiene todas juntas.

Sin embargo, desde la época arcaica estuvo vinculado en especial a la posesión de las virtudes; de la valentía y la destreza en el combate interior, reflejo en el exterior. |A modo de espejo|

  • Para los primeros griegos de hace más de tres mil años la areté se relaciona con la astucia en las obras de Hesíodo y Homero; cuando en la Ilíada, Agamenón alaba a Penélope, lo hace en atención a la cooperación de ésta con los propósitos de Ulises.
  • También se encuentran formuladas en Cicerón, en su tratado de Officiis es decir, «sobre las obligaciones» en la responsabilidad y por el emperador filósofo Marco Aurelio en sus Meditaciones.

 

Emanación

Es la doctrina según la integridad completa e incluso el alma de cada ser humano, proviene por emanación o flujo de la totalidad divina primordial, mediata o inmediata.

  • Muy práctica cuando literalmente: te enciendes, vibras en tu vivencia y la compartes, este es el reflejo de tu emanación interior que se expande en presencia lumínica o vibracional al exterior.

El emanatismo (del latín: emanatio, emanantismo o emanacionismo), del castellano: emanación.

No es sinónimo de creacionismo, pues no hace referencia al comienzo temporal o ex nihilo «desde la nada» del mundo, ni se trata de una noción teológica ni religiosa (aunque a veces ha sido asociada a la noción de creación), sino que es filosófica y muy fluida.

|Y de eso se trata. Areté la Excelencia con Emanación|

Related Posts